Telemarketing. No dejes que te pisen!

Trabajas de teleoperador o teleoperadora, eres el/la ultim@ mon@ de la empresa, te pagan una miseria y te tratan como el…ejem…fatal…?

Claro, es lo normal, ¿pero te has preguntado por qué?

Sentarse delante de un ordenador o unos folios con direcciones, colocarse el auricular con micro y empezar a repetir como un papagayo un guión que la mayoría de veces está hecho por  alguien que no tiene ni idea del tema, es lo común en l@s teleoperad@s

Nadie va a venir a darnos una palmadita en la espalda para decirnos que lo hacemos fenomenal, todo lo contrario, nos atizarán fuerte y presionaran hasta el punto de hacer el día a día insoportable y, en muchos casos, a abandonar al trabajo o ser despedid@s por coger una simple baja por una ronquera o afonía debido a las condiciones en las que trabajamos.

Sí, y ¿Qué hacemos para evitarlo?

Nada!

Seguimos marchando como corderos al matadero, poniéndonos ésa sonrisa estúpida cada vez que la encargada o encargado de sección pasa por nuestro lado mientras deseamos que venga una huracán y se lo lleve al otro lado del mundo.

Nos aprietan, pero ¡dejamos que lo hagan!

Nos pagan una mierda, pero seguimos hinchándoles el culo y manteniendo sus casas de lujo, sus coches y los estudios de los hijos en colegios extranjeros.

Juegan con la necesidad de los teleoperadores, con el miedo a no tener nada, a no poder pagar el alquiler, la hipoteca o ésas zapatillas que necesitan sus hijos…¡y así nos va!

Si de verdad nos fijásemos un poquito, veríamos el poder que tenemos los teleoperadores y les pondríamos en su sitio!

La base de las ventas, de la atención al cliente, de la detección de oportunidades…¡somos el primer escalón de la gran pirámide de la sociedad de consumo!

Imaginemos por un momento que todos, pero de verdad TODOS l@s teleoperador@s nos negasemos a realizar  o contestar una sola llamada…

¿Qué pasaría?

Os lo digo yo:

-Las empresas de venta de artículos o servicios caerían en picado.

En un solo día las pérdidas serían tan grandes que si se mantuviesen firmes, en cuestión de una semana pagarían un sueldo digno.NO de ministro, pero al menos sí digno.

-Las empresas con servicio de atención al cliente se verían colapsadas de quejas y denuncias.

Con ésa única semana de “huelga de auriculares” estarían a vuestros pies, porque desde luego, el director no va a poner a su señora ni a sus distinguidos hijos a atender el teléfono, además que no tendrían ni idea.

-Ninguna empresa en una semana tendría tiempo para formar a nadie

Intentarían por todos los medios que empleados de otras secciones atendiesen ésta de call center, pero…¡ay , amigo!…entonces verían cuánto vale un/a buen/a teleoperador/a!

No es tan fácil , verdad? Y mucho menos cuando no puedes desvestir a un santo para vestir otro…¡no salen las cuentas!

Por eso os digo:

 Aunque sea a pequeña escala, no dejéis que os pisen, perded el miedo y uníos; porque es ése miedo el que os tiene paralizad@s dejando que os paguen poco por mucho trabajo y encima ni os valoren.

Uníos en el call center y tomad las riendas!

 

Opt In Image
¡Cada vez que pasas de largo llora un gatito!
Subscríbete y descárgate el Ebook de Telemunity!
  • La risa y el buen humor no faltarán.
  • Seguiremos compartiendo experiencias.
  • Habrá regalitos sólo para vosotros.

¡100% libre de Spam!

¡¡¡OJO¡¡

¡¡¡Comprueba que el mail de confirmación no esté en tu carpeta de Spam!!!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *