Coronavirus, teletrabajo y enfermedades-Exige tus derechos

Coronavirus, teletrabajo y enfermedades

La pandemia por la Covid-19 ha traído nuevas modas.

La gente ha empezado a teletrabajar o a fusionar trabajo en oficina con domicilio , y lo ha hecho con total desconocimiento de unas reglas básicas a la hora de trabajar en casa.

De hecho, los medios de información ya comentan que una gran mayoría de estos «nuevos» teletrabajador@s han comenzado a padecer distintas dolencia como dolores de espalda, cervicales, cabeza,muelas (sí, muelas, una cervicalgia puede reflejarse en las muelas),  brazos, etc...

Y todo esto se traduce en que el teletrabajo no es tan fácil ni es la panacea del empleado como todos pensaban. Sigue leyendo

Covid-19 o la mentira global

COVID-19 O LA MENTIRA GLOBAL

Y ya vamos a salir…por fin!

¡Desconfinamiento! ¡Desconfinamiento!desconfinamiento

Fase 1 o fase 36…¿qué importa? Lo que es evidente es el resultado que ha tenido el experimento que han  llevado a cabo de forma conjunta todos los países.

¿Muertos? Claro! El miedo sólo necesita un «empujoncito», y lo hemos tenido con creces…miles de muertos por ¿el coronavirus?¿estamos seguros?…La gripe, hace dos años, mató mucha más gente…pero claro, eso no se dice, no interesa, no conviene.

Lo que de verdad querían era realizar un experimento sociológico para el cuál los miles de fallecidos son sólo cifras, números sin caras, elementos necesarios para conseguir sus fines, pero…¿cuáles son éstos?

Para empezar han comprobado que el miedo mantiene a las masas encerradas mientras los gobiernos se saltan las leyes establecidas , les da igual Sigue leyendo

Teleoperadores. El antes y el después del Coronavirus.

Teleoperadores antes y después del coronavirus

Hoy mismo he dicho no a tres empresas que pretendían contratarme como teleoperadora…sí, a tres

Me ofrecían trabajar desde mi casita, con un horario a elegir entre mañana, tarde o noche con un plus…me pagaban la conexión y hasta me facilitaban un teléfono móvil para aceptar llamadas que pudieran hacerme los clientes.

 

Vaya! ¡Cuánta amabilidad! concretamente por parte de un jefe de Recursos «Inhumanos» que hace unos años me rechazó porque no estaba de acuerdo en cobrar la mierda que pagaba. Sigue leyendo